Quiénes somos

Quienes integramos el SI conformamos un partido de centro izquierda que promueve la unidad de los sectores medios populares, a nivel local, nacional y latinoamericano. Asimismo, provenimos de tradiciones políticas diferentes, representamos a diversos espacios de construcción social y transitamos por variadas experiencias políticas, gremiales.

El SI es una organización plural, fuertemente democrático y que abreva en la historia y tradiciones de las corrientes del pensamiento nacional y popular. Eel compromiso del SI ES aportar ideas desde una perspectiva transformadora.

Los problemas políticos actuales son complejos y requieren soluciones creativas, novedosas y concretas que permitan vincular los cambios en las formas de la subjetividad con la consolidación de instituciones que reconozcan esos cambios sin abandonar la afirmación de los derechos y las libertades individuales y la promoción de una sociedad que se indigna y actúa contra la pobreza y la exclusión social de toda naturaleza.

Desde esta perspectiva general, el SI se compromete a aportar a la política realismo y sentido común desde los grandes valores de igualdad, libertad, autonomía, justicia social y solidaridad. Es por todo ello que proponemos una nueva política basada, fundamentalmente, en algunas sencillas reglas, las cuales se detallan a continuación.

El sujeto de la política es el ciudadano.

El ciudadano es la razón de ser del Estado, de los poderes públicos. Las comunidades políticas democráticas están formadas por ciudadanos, es decir, por individuos libres e iguales en virtud de la ley democrática.

Los poderes públicos, sólo legítimos en la medida que emanan de la voluntad de estos ciudadanos, tienen la obligación de garantizar por igual sus derechos.

En este sentido sostenemos que el Estado, los poderes públicos en general, deben ser también laicos. Así pues, los ciudadanos, iguales en derechos y deberes, son los sujetos fundamentales de la política.

Los poderes públicos tienen como finalidad garantizar la libertad y la igualdad  de los ciudadanos

La igualdad y la libertad son nuestros valores básicos, los dos grandes valores que pretende defender el SI.

Para el SI la libertad es inescindible de la igualdad, entendida ésta en sentido amplísimo. Desde el punto de vista formal, la igualdad supone la igualdad de derechos y de titularidades. Desde otro plano, convoca a la búsqueda de los distintos comportamientos institucionales para asegurar la igual satisfacción de las necesidades básicas y, a su vez, eliminar los obstáculos y privilegios que discriminan a las personas para hacer posible que todos los individuos gocen de los mismos derechos, es decir, del mismo grado de libertad.

Asimismo, la democracia, entendida como participación igual de los ciudadanos en el gobierno del Estado, también deriva del valor igualdad. La ley democrática no es sólo la ley que vincula a todos por igual, incluidos los poderes públicos, sino también aquella ley en cuya elaboración y aprobación han intervenido, directa o indirectamente, en posición de igualdad, todos aquellos a los que se les debe aplicar.

Mejorar la calidad de la democracia y reconstruir la vida política

La remanida, e intencionadamente predicada por el poder, desconfianza del ciudadano respecto de la política y de los políticos tiene su raíz en algunos vicios que han ido arraigando en estos años de democracia. Para reconstruir la vida política es preciso mejorar la calidad de la democracia, planteando nuevas preguntas, imaginando nuevos escenarios.

Promoveremos el ejercicio de la democracia en el interior de los partidos y nos comprometemos a  fomentar la libertad de expresión en los medios de comunicación públicos y privados con el objetivo de construir audiencias y una opinión pública libre, sin la cual la democracia es permanentemente tergiversada y empequeñecida. Todo esto requiere, además de reformas legales e institucionales, una nueva cultura política que esté basada en el respeto al adversario, la veracidad informativa, el rechazo de las actitudes políticas intolerantes y sectarias, así como el combate incesante contra todo tipo de corrupción.

Desde el SI trabajamos para instalar una perspectiva instituyente y proyectiva del conflicto que es parte de la vida política, realzando el carácter cooperativo y la consolidación de márgenes de confianza indispensables para mejorar la experiencia democrática.

El SI se compromete con las mujeres y los hombres de la Argentina a actuar en política, tanto en las instituciones como en la sociedad, conforme a los principios expuestos en este Ideario y basar en este cuerpo de ideas su prédica y su acción política.

Defensa de los derechos individuales

La mayor parte de los derechos individuales están hoy jurídicamente asegurados, pero su efectiva realización está lejos de haberse alcanzado. En este sentido, propugnamos una nueva manera de honrar las opciones culturales y de vida,  basada en el principio de libre elección en cualquiera de las dimensiones de la subjetividad, y buscamos que estos particularismos se reflejen en las instituciones políticas y administrativas, los centros de enseñanza y los medios de comunicación social.

Defensa de los derechos sociales y del Estado de bienestar

La igualdad y la solidaridad entre ciudadanos hacen necesaria la intervención de los poderes públicos para asegurar la efectividad de los derechos sociales. Las redes públicas educativas, asistenciales y sanitarias, a las que puedan acceder todos los ciudadanos con independencia de su capacidad económica, deben tener un alto grado de calidad para así evitar desigualdades que generen exclusión social. 

En este sentido, proponemos reforzar la cultura del esfuerzo en la educación y promover la integración social, de modo tal que las mayorías puedan acceder a la condición ampliada de ciudadanos.

Asimismo, el Estado de bienestar debe poder enfrentarse a los nuevos retos que presenta la sociedad actual, haciendo compatibles las libertades de orden económico con el principio de igualdad de oportunidades y la lucha frontal y fundamental contra la pobreza.

La promoción de la vida municipal, será también para el SI motivo de atención especial. Así como también son sus objetivos estratégicos prioritarios impulsar la integración regional.